Entradas

El proyecto de la Ventanilla Única de mujeres autónomas de la AVA Asociación Vasca de Autónomos y Fundación Vital Fundazioa, nació con el total convencimiento de que las mujeres, somos un “grupo” desatendido, dentro de un colectivo, el de las personas trabajadoras por cuenta propia, descuidado.

A la vulnerabilidad de las personas que deciden emprender, hacerse cargo de negocios y de todo lo que conllevan, hay que añadirle todas las amenazas, retos etc. a las que nos enfrentamos nosotras, por el simple hecho de ser mujeres. (Haber nacido, crecido y/o ser socializadas como mujeres)

La Asociación Vasca de Autónomos, lleva casi 10 años luchando por los derechos del colectivo autónomo, y no había sido posible hasta ahora, gracias a la colaboración de Fundación Vital-Vital Fundazioa, incidir y crear un espacio propio para las mujeres.

Decía Virginia Wolf hace casi 100 años, que las mujeres necesitaban dinero y un cuarto propio para escribir novelas, y casi 100 años después, sería falaz decir que ya disponemos de todos los espacios necesarios para poder desarrollarnos personal y profesionalmente.

Uno de los objetivos de La Ventanilla Única de Mujeres Autónomas, es precisamente, crear espacios para mujeres, compartir espacios amables en los que poder ser. Espacios para hablar de nuestras experiencias yhacernos fuertes, compartir nuestros miedos y, quizás, sentirnos menos vulnerables al ver que son compartidos, compartir nuestras experiencias para aprender unas de otras, de los errores y aciertos. Espacios, en los que reflexionar sobre nuestras necesidades y encontrar aliento para ir tras ellas.

Y por supuesto, para celebrar, premiarnos y visibilizar nuestra fortaleza.

 

Con esa intención, creamos este espacio propio, esta vez virtual, en el que algunas de nuestras profesionales deciden compartir y abrirse para socializar sus experiencias y que esta fuerza que se genera cuando las mujeres nos juntamos a atendernos, desahogarnos y aprender juntas, se expanda.

 

Agradecemos a estas grandes profesionales su sinceridad y valentía.

Alejandra Herranz
Arrate Sarasua
Covadonga Reinoso
Isabel Gómez
Marisa Álvaro 

 

 

 

Alejandra

Alexandra es una mujer valiente que ha recorrido el mundo persiguiendo sus sueños.
Se reconoce tímida y con falta de confianza, algo muy común en las mujeres casi de cualquier sector a pesar de que al conocerle da la sensación contraria, tiene un look atrevido, como su marca. Ella se dedica al arte, un mundo aún más difícil. Es maquilladora profesional. Y hace micropigmentación y
Nacida en Ávila, ha llegado a Vitoria-Gasteiz hace poco, después de vivir en Barcelona, Madrid,Valencia… Cuando terminó sus estudios de Diseño Industrial llegó la crisis y a eso se le sumó una falta de autoconfianza, así que decidió dejarse llevar y perseguir su pasión.
Cuando llegó a Barcelona y empezó su formación en la escuela Montserrat Fajardo entendió, a pesar del miedo y la soledad de llegar a una ciudad donde no tenía nada ni a nadie, que había tomado la decisión correcta, que así sería feliz.
En cuánto le conocimos supimos que sí se sentía plena. A pesar de estar en un momento complicado, los inicios dan miedo, absorben y son los momentos en los que más veces nos planteamos si abandonar o seguir adelante con todo. Alex ama su trabajo, es consciente de las dificultades, de las barreras y techos, de las renuncias, pero sabe que le va a ir bien.
¿Autónoma en activo?
Estoy empezando.
¿Cuántos años lleva como autónoma?
Estoy empezando a trabajar ahora, he llegado a Vitoria-Gasteiz hace poco.
¿Tiene empleados/as?
No
¿Cómo surgió la idea?
Desde pequeña, la estética ha estado presente en mi vida, ha sido algo por lo que me he sentido atraída. Estudié Diseño Industrial, pero cuando llegué la crisis y empezaron a prescindir del diseño industrial, empecé a sentir inseguridad y decidí perseguir mi sueño. Me fui a Barcelona a estudiar maquillaje. Y desde entonces me he formado en estética, micropigmentación etc.
¿Qué es lo que te lanzó a emprender?
Después de trabajar muchos años por cuenta ajena,principalmente en tiendas, donde apremia la cantidad frente a la calidad, decidí que quería empezar a hacer las cosas a mi modo, con coherencia. Soy una persona que valora mucho el trato al cliente, me parece importante cuidar el modo de trabajo y a las personas que confían en ti.
¿A qué problemas se tuvo que enfrentar en el inicio de su actividad?
Para mí uno de los mayores problemas es la búsqueda de clientes. Hacerse un hueco en el mercado es complicado, para que te conozcan y destacar en el mundo digital hay que tener conocimientos y tiempo o recursos económicos (y al principio es difícil) Es otro trabajo. Y es difícil. Tampoco quiero ser una influencer y exponer mi vida en las redes sociales.
Además a mí me resulta complicado enfrentarme a las tareas comerciales, y más en una ciudad a la que acabo de llegar.
Hay una falta de autoconfianza, empoderamiento… son cuestiones muy asociadas a cómo me han educado, como mujer, yo creo. Los hombres tienen menos miedo, son más temerarios o tienen más capacidad de visualizarse en el éxito, creo.
En mi caso en concreto, además, los materiales son costosos y a eso hay que sumarle que hay personas llevando a cabo nuestra actividad (la micropigmentación) en espacios no estériles etc. hay competencia desleal.
¿Cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de trabajar por cuenta propia?
Como inconvenientes, yo echo de menos tener un equipo, la soledad es complicada. Además la incertidumbre, por supuesto, yo acabo de empezar y aún no puedo vivir de mi trabajo, eso es duro. Yo me entrego en cuerpo y alma a mi trabajo, a formarme, aprender de marketing, de emprendimiento, de finanzas…
Ventajas tiene muchas, para mí es un regalo recibir los agradecimientos de mis clientas y hacer mi trabajo a mi manera, cuidando cada detalle y entendiendo que mi trabajo, aunque sea algo que yo hago diariamente, para la persona que se pone en mis manos es un día especial (si es su boda o si estoy dibujando cejas de una mujer que las perderá con la quimioterapia)
Me siento muchísimo más realizada que cuando he trabajado por cuenta ajena, y eso que me he sentido muy realizada y valorada en mis trabajos.
Relátanos tu experiencia.
Antes de llegar aquí hay un largo camino por detrás. Llegar a Barcelona sola, sin conocer a nadie, dejando atrás mis estudios de Diseño Industrial y las expectativas que mi familia tenía sobre mí, no fue fácil.  A la semana de estar allí y de empezar el curso de MAQUILLAJE PROFESIONAL Y DE CARACTERIZACIÓN en la escuela Montserrat Fajardo, podría decir que era la persona más feliz del mundo.Siempre sentí que ayudar a los demás a estar más a gusto con su estética me hacía inmensamente feliz y descubrí que transmitía confianza a las personas aún sin tener ni idea de maquillaje. Entonces me informé de las mejores escuelas de maquillaje profesional y aposté por ello, por algo que aunara BELLEZA + ARTE, pues soy diseñadora y no quería perder mi parte creativa.
Tras la formación especializada en una de las mejores escuelas de estética de Barcelona, y mi traslado a Vitoria-Gasteiz por motivos personales, tenía la coyuntura perfecta para lanzarme y hacer por fin lo que tan feliz me hace…ahí empezó ROCK MY BROW.
El ser mujer ¿te supuso algún problema?
El del maquillaje es un sector tremendamente feminizado, pero como en otras profesiones feminizadas, es curioso que también son los hombres a los que se les brindan más oportunidades de éxito, alcanzan puestos más altos y mayor reconocimiento. (Yo he trabajado en varias tiendas, en las que con un porcentaje muy superior de mujeres en plantilla, los puestos de maquilladores oficiales de tienda se les han dado a los escasos hombres)
Además, existe una rivalidad muy grande entre nosotras, una “lucha entre mujeres” Yo considero imprescindible crear alianzas, siempre que me relaciono con una compañera le muestro mi admiración (que siempre es real).
¿Pudiste conciliar tu vida laboral con la maternidad en caso de serlo?
No soy madre, tengo pareja y todavía es compatible tener una vida en común con tiempo para estar juntos porque mi proyecto está empezando.
No quiero ser madre pero soy consciente de que si quisiese o fuese madre, sería un problema. Tengo conocidas que son madres y llevan su negocio de maravilla, pero sé que es difícil.
¿Qué formación le vino bien y qué formación ha adquirido desde el inicio de su actividad en este negocio?
Hago todo lo que esté a mi alcance. Cursos de SPRI, del Ayuntamiento, de maquillaje…de marketing, emprendimiento etc.
Los cursos de maquillaje son muy caros, pero es una inversión que a mí me da no solo nuevos conocimientos, sino, también seguridad.
¿En algún momento pensaste/piensas en tirar la toalla?
Sí. A días. La soledad del autónomo/a la llevo mal, los días malos, los problemas son solo tuyos y añoro tener un compañero/a. Es cierto que nunca me he planteado tirar la toalla tan firmemente como para planteármelo de verdad.
¿Qué consejo darías a una emprendedora?
Paciencia, perseverancia, organización. A las mujeres, específicamente, les diría que tenemos que confiar más en nosotras, creer en nuestras habilidades, capacidades y éxitos. No debemos auto-imponernos barreras. Los hombres son más temerarios, se ponen menos barreras, han sido educados diferente y eso se nota
¿Se siente realizada profesionalmente?
Sí. Como ya he dicho me siento más realizada que trabajando para otros/as. Siento que estoy en el camino de conseguirlo.
¿Qué ayudas crees que se le deben dar al autónomo/a para montar un negocio?
La tarifa plana me parece un acierto. Para mí sería inasumible plantearme darme de alta en autónomos si no fuese con una tarifa reducida, solo con esas condiciones puedo hacerlo.Además, nadie te enseña a emprender, yo he hecho muchísimos cursos pero son demasiado teóricos y generales. Creo que falta formación más personalizada.

 

Arrate Sarasua, Coach y formadora participante en la Ventanilla Única de Mujeres Autónomas, nos hace llegar este texto interesante, titulado “Autoliderarse para liderar” para que compartamos con las mujeres que participaron en el taller del pasado jueves. Como nos parece interesante, lo extendemos a todas/os.

Gracias Arrate.


Autoliderarse para liderar

El coaching ayuda a descubrir nuevos enfoques para lograr aquello que queremos conseguir. El coaching profesional es una disciplina que utiliza distintas habilidades de comunicación (escucha, el poder de la pregunta, aclaraciones, replanteamientos,…) entre otras técnicas para ayudar a nuestros clientes a descubrir nuevos enfoques para lograr sus objetivos, metas y demás deseos.

La figura del coach será acompañar a la persona a través de un viaje de exploración interior desde el inicio de su conflicto hasta la resolución del mismo

No nos olvidemos que el coaching no es terapia ni psicoterapia. El coaching consiste en desbloquear, la expansión de nuestra resiliencia, alguien que nos dirija mediante preguntas adecuadas y, sobre todo, falta de juicios o censuras. El coach simplemente nos ayuda a identificar obstáculos y resolver conflictos de forma natural con nuestras propias habilidades.

El ser humano tiene tendencia a auto-boicotearse; somos especialistas en auto-boicotearnos y nos olvidamos de todo lo que hemos conseguido. El objetivo del coach es hacerle ver al cliente todo lo que ha conseguido a lo largo de su vida, de manera que la persona se empodere, crezca y empiece a seguir adelante.

Liderarse para liderar

Me atrevería a defender que nadie, absolutamente nadie, podrá ejercer adecuadamente el liderazgo sin haber aprendido primero a liderar su propia existencia, ser capaz de liderar su propia existencia.


¿Cómo conseguirlo?

En primer lugar, con auto-conocimiento. Entendido como la toma de conciencia de quienes somos, qué es lo que nos motiva, cuáles son nuestras luces-sombras y aceptarnos tal y como somos

En segundo lugar, aprendiendo a definir claramente nuestros objetivos y asumiendo las acciones que deberemos de realizar, diseñándolas y llevándolas a cabo desde nuestra zona de control; aquella posición en la que podemos hacer y no desde el que los demás deben cambiar para que podamos llegar a donde nos proponemos.

En tercer lugar, aprendiendo a gestionar nuestras emociones y hacernos responsables de las mismas. Aprender a escuchar a nuestras emociones, aceptándolas tal y como vienen.

Conocer nuestras fortalezas nos hace personas seguras. Conocer y aceptar nuestras sombras nos hace invencibles

Un buen líder saber conocer su capacidad, las utiliza y las ofrece. Un líder excepcional sabe no avergonzarse de sus áreas de mejora, sabe dónde buscar el contrapunto en sus colaboradores, sabe hacer brillar las fortalezas de los que le rodean y mezclar todos estos ingredientes para que el resultado sea beneficioso para todos.

Cuando nos aceptamos como personas vulnerables y fiables, cuando aprendemos a no juzgarnos y a perdonarnos, hemos alcanzado la capacidad de perdonar y ayudar a otros a mejorar. Todo parte de nosotros mismos.

Auto-liderazgo

Todo empieza en el interior de la persona aplicando los principios del auto-liderazgo. Una vez que lo hemos conseguido, podremos liderar creando valor a la gente, incluso podremos llegar a liderar una organización dando prioridad a los valores, a la cultura y a la estrategia.

El liderazgo se inicia liderando desde el ser, aprendiendo a fluir como ser humano, liderándose a uno mismo; es decir, debemos aprender a auto-gestionarnos. ¿Qué quiero realmente para mí?, ¿Qué quiero ser? Debemos tener claro lo que nos motiva, nuestras intenciones.

Es tener claro por qué hacemos lo que hacemos. Establecer un por qué nos ayuda a dar sentido a nuestros actos. No es reflexionar sobre el sentido de nuestra vida, sino conseguir dar sentido a nuestra vida. Es aprender a seguir una dirección y auto motivarnos para seguirla. Este líder es aquel que se prepara para auto liderarse, aquel que tiene la capacidad de verse a sí mismo, el que irradia calidad humana.

El líder debe aprender a fluir como el agua, sin bloqueos ni barreras; responde y actúa sin quejarse. Está centrado, tiene equilibrio, se siente firme, tiene los pies sobre la tierra. Y ello pase lo que pase

Y una vez que tiene ese control ya podrá influir en los demás incluso confluir dando prioridad a los valores, cultura y objetivos necesarios a solucionar.

Aprendamos a auto liderarnos!!

 

Arrate Sarasua
Coach participante en la Ventanilla Única de Mujeres Autónomas

 

Primer taller-coaching de la Ventanilla Única de Mujeres Autónomas

Vitoria-Gasteiz, 21 de junio de 2018 / Gasteizen, 2018ko ekainaren 21a

Ayer tuvo lugar el primer taller en formato Coaching enmarcado dentro del Proyecto de la Ventanilla Única de Mujeres Autónomas, liderado por la Asociación Vasca de Autónomos y financiado/apoyado por Fundación Vital.

En este taller, impartido por Arrate Sarasua Elorza (L. en Sociología y Ciencias Políticas y Coach) abordamos todos los aspectos críticos para poder explotar la capacidad de networking: las habilidades sociales, el manejo de las situaciones personales y profesionales, las competencias emocionales etc.

Fue una jornada, en el que las mujeres asistentes tuvimos tiempo de expresar y trabajar sobre nuestras emociones, y sobre cómo estas nos determinan a la hora de enfrentar el día a día.
Intentar encontrar a través del repaso de nuestras emociones y/o experiencias la esencia, las razones de nuestras actitudes, resistencias, miedos.

Un taller que nos ayudó a conocernos mejor, a darnos el lujo de dedicarnos tiempo a nosotras mismas y a las compañeras que nos acompañaron y del que salimos, sin duda un poco más fortalecidas de lo que entramos.

 

El siglo XXI es, sin duda, el “siglo de las personas”. Son las personas las que logran mejorar y hacer crecer, tanto a los negocios como a las personas.

 

Fue un espacio, creemos que muy necesario en el que pudimos incidir en cuestiones que demasiadas veces desatendemos.

 

Queremos agradecer a las mujeres asistentes su participación y sinceridad, la valentía de compartir y aprender juntas y a Arrate, su dedicación, experiencia y pasión.

Eskerrik asko eta hurrengora arte!

 

Primer encuentro networking de la Ventanilla Única


Vitoria-Gasteiz

El jueves 31 de mayo de 2018, tuvo lugar el primer encuentro de networking de mujeres autónomas, o con intención de serlo, dentro del proyecto financiado por Fundación Vital Fundazioa y liderado por nosotras (Asociación Vasca de Autónomos/Euskal Autonomoen Elkartea).

Esta primera reunión, que espera ser la primera de muchas, nos sirvió no solo para dar a conocer a la Asociación y a todo su equipo, y el trabajo que realizamos, sino, también, para que las mujeres asistentes pudiesen explicar sus historias de vida, sus miedos y motivaciones y ver qué necesidades cubrirá la Ventanilla Única de Mujeres Autónomas.

Éste, es un proyecto que pretende co-crearse e ir definiéndose a medida que vayamos avanzando y viendo las necesidades específicas de las mujeres que quieran formar parte de él, con mayor o menor intensidad.

Por ello, nuestra satisfacción con el primer encuentro es plena, ya que rebosó nuestras expectativas de asistencia, nuestros deseos de diversidad en los perfiles e historias de vida y nuestro deseo de participación.

 

Mila esker, hurbildu eta parte hartu zenuten emakume guztiei eta mila esker Vital Fundazioa posible egiteagatik!

 

Más información · Informazio gehiago
AQUÍ/HEMEN